viernes, 27 de junio de 2008

"Poema sin horizonte"




Escribo los vocablos
intento encontrar alguno
que pueda disculparme.
Cargo con una culpa
ebria de tempestades
no tengo dónde guarecerme
no sé cómo excusarme.
Debajo de la lluvia
que me marca con huellas
frías e invisibles
soy un espejo.
La tormenta se mira
en mi cabello
está de visita en los zapatos
se desliza por el escote
y el líquido se incorpora
hasta mis huesos.
Añoro los sillones del jardín
cuando en aquel día de sol
estaban en un romance mudo.
A los inmensos bosques de araucarias
al lejano mar que se desliza
y a la gaviota pensativa
les regalo el pensamiento
de mi honda pena encarcelada.

3 comentarios:

Germanico dijo...

Hola. Gracias por pasar por mi blog. Muy bonito el poema. Me encantó el final y este himno a la vez a la naturaleza pues contiene mar, bosques, lluvia, sol, tormenta, mar, etc.

Me gusto la estetica del blog. Y la frase de Pizarnik del final.

Pasare seguido.

Saludos

Yeli dijo...

Que tu musa encuentre el horizonte donde reposar.
Un abrazo
Yeli

Juan dijo...

Magnífico poema. Es como una oda a la Naturaleza y a los sentimientos del alma.

Yo me siento identificado con ellos, me sumerjo en su lectura y los vivo como propios.

Afectuosos saludos