lunes, 25 de agosto de 2008

"Árbol espejovida"



Querido árbol amigo
quintaescencia de la savia
de la sombra fresca
de la hoja verde
de la alfombra de oro
del húmedo liquen.
En tu brazo añoso
se apoya mi espalda
tu negra coraza
me arrulla en murmullos.
Pirata de goces te tomo prestado
se gesta en mi arteria
una luz que viene
como de otra tierra
y te abres de pronto
en exacto espejo.
Me miro y te miras
los dos nos miramos.
Soy una magnolia y tú un duraznero.
Yo una sierpe blanca
rodeo tu cuello y te voy dejando
mi lento silencio.
Y tu me reflejas y yo no te veo
los dos nos tenemos
pero sin tenernos.
¡Ay árbol amigo!
Tu espejo y mi espejo
tardío de goces
de imposibles sueños.
Un día mi mesa, será
tu madero...

2 comentarios:

Germanico dijo...

Muy bonito. Bien rimado ademas. Y siempre la Naturaleza un lugar importantisimo en tu poesia.

Saludos

Juan dijo...

Mónica

Me gustó mucho este poema.

Tiene música
tiene amor
a la Naturaleza,
tiene sentimiento
tiene vida
tiene energia
tiene, mi niña
tu alegría.

Yo estoy enamorado de nuestro universo
y admiro a los que tienen los mismos sentimientos.

Un abrazo afectuoso.

Juan Antonio