viernes, 22 de mayo de 2009

"Al abrigo de mil colores"





Estabas allí,
yo estuve también.
Cantamos rodeando el árbol sin corteza y me diste rocío a bocanadas.
Te entregué mi cántaro de barro, antes de florecer mi nueva primavera.
Con la piel de entonces y las manos fuertes,nos unimos.
Fuí tu enredadera y vos el muro, donde se hundió mi talle.
De pronto nacieron las luces en el bosque,abuelo natal de los pájaros
que atravesaban el día,como una flecha emplumada.
Luces de colores vibrantes, lámparas de fuego,estrellas de sol
y pintas de verde irisdiscente, que titilaban imprecisas.
Fueron momentos de estar abrazados en lumínicas y ardientes libertades,
despojados de gritos,en un dia distinto, con luces en el bosque.
Dormimos al abrigo del patriarca, que nos cobijó con su colosal estatura.
debajo de su planta, un lecho de púas secas nos abrigó hasta el alba.
Sólo tuve esa tarde y estuviste alli,
y yo también estuve.
Al abrigo de mil colores que abrieron todas las ventanas, fuí libre.
Las horas se fueron desnudas devorando eternidades de silencio.
Ahora estoy, en otras dimensiones...

2 comentarios:

Juan dijo...

Mónica

Cuanto amor y cuantos recuerdos
como raíces que se unen a la tierra
como el tallo que emerge pujante
como las coloridas flores que sonríen a la vida
así es el amor entre dos enamorados
hasta que se llega a otra dimensión...
en el que se avanza ineludiblemente
hacia el inmenso cielo interior
donde todo es luz, color y armonía.

Un abrazo.

Juan Antonio

pensar dijo...

Monica,

Tuas cores lindas se fundem ao amor.
Es a natureza em sua pura existencia.
Amor.
Bjs