sábado, 9 de enero de 2010

"Amantes Cósmicos"






Sus párpados desvelan las pupilas de felino; la noche los ha invitado a mirar por su cerrojo. Las manos aprisionan el húmedo follaje rozan el alabastro y se entierran en las dunas perfumadas.
Los dos amantes yendo hacia una madrugada soltándose del nudo con fuerza de mil pulsos cayendo en el delirio en medio de una ola naufragando en el mar equilátero del alba. Ebrias axilas con aromas a hombre fuerte a mujer apasionada. Seducida en la noche de las mil estrellas ebrias de miradas.
Cansados de tanto fuego sedientos de tanta agua ardidos por los ángeles quemados por sus alas. Laxos de tanto viento luz y rosas perfumadas.
Final de un encuentro humano con átomos de un dios en las dos almas.
Como insectos yaciendo en medio de la última estría nupcial de las mareas.
Sobre la horma vertebral de la agonía y el aro licencioso.
Seres resbalando entre huesos llenos de pliegues abstractos municipio de pájaros intrusos que no son otra cosa que la oferta de un sueño una manía.
Ella descalza va hacia la ventana llora un lágrima cósmica ante la noche fósil.
Ese raro misterio que respira campanas deshabita los ojos que se inyectan de un cielo sin heridas mirando por la ventana.
Y de pronto la luna como una vela blanca dormida en un cuarto menguante regala sortilegios bañándolos de plata.

6 comentarios:

pensar dijo...

Querida monica,

O poder cosmico de sua poesia natural é como tomar um banho de lua, enrgizando toda vida.
Bjs

Monica dijo...

Querida amiga tu comentario siempre inteligente y yo agradezco tu linda manera de decir.
Un beijo.

Andrés Gustavo Fernández dijo...

Hola, Mónica, tuve que seguirte hasta acá para leer tus más recientes poemas, que me los había perdido; aunque veo que aún no los has subido. Bueno, espero que estén próximamente. Besos!

Monica dijo...

¡Hola Andrés! gracias por tu lectura y la consecuencia con mi escritura.
Tuve un doloroso problema familiar y por eso no anduve por el camino de las letras.
Pero ahora regreso otra vez al ruedo.
Cariños amigo.

Lía. dijo...

Señorita amante cósmica, nada mas aplaudir bello escrito y admirar vuestra sensibilidad amante...
Se te extraña amiga.
besos.

Amarilis Tavarez Vales dijo...

"Ese raro misterio que respira campanas deshabita los ojos que se inyectan de un cielo sin heridas mirando por la ventana."

qué imagen tan magnífica. misterio que respira campanas, cielo sin heridas... buenísima.
A.